Cargando…

Tenemos un Plan

La Ley 1/2010 reguladora del derecho a la vivienda en Andalucía – LRDVA-, introduce por primera vez en nuestro ordenamiento jurídico los Planes Municipales de Vivienda y Suelo -PMVS- estableciendo su contenido y determinaciones y la necesidad de que los mismos se coordinen con los Planes de Vivienda Autonómicos.

Aunque dicha Ley establece la obligación para los entes municipales de disponer de dicho instrumento de planificación en un plazo de dos años desde la aprobación de la Ley, en la práctica son muy pocos los Ayuntamientos que han aprobado o iniciado la tramitación de dichos Planes.

Es por ello que el Decreto 141/2016, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020 -PVRA- establece en su artículo 7.1 que las distintas órdenes que desarrollen los programas establecidos en el mismo podrán condicionar o establecer como criterio de priorización para la obtención de las ayudas por los beneficiarios el que el Ayuntamiento cuente con Plan Municipal de Vivienda.

Añade la disposición adicional segunda del PVRA,  que los ayuntamientos dispondrán de un año desde la entrada en vigor del plan autonómico para aprobar el correspondiente plan municipal, y que las órdenes que desarrollen los distintos programas contemplados en el plan autonómico podrán establecer como criterio preferente, o como condición en la selección de actuaciones, que el municipio donde se desarrolle la actuación tenga aprobado el plan municipal.

Por otro lado la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (art. 10, entre otros) también incorpora algunas determinaciones vinculadas con el planeamiento urbanístico que difieren en cada caso según lo que los Planes Municipales de Vivienda y Suelo hayan establecido al respecto.

Actualmente la situación de los planes de vivienda no se encuentra acompasada, toda vez que el Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria, y la Regeneración y Renovación Urbanas 2013-2016 finalizó por tanto el pasado año, y su puesta en marcha estuvo condicionada a la publicación de la orden de efectividad del mismo y de los convenios con las comunidades autónomas, que en el caso de Andalucía no se produjo hasta el 15 de septiembre de 2014.  Finalmente el gobierno central aprobó el pasado 10 de diciembre la prórroga por un año del mencionado plan mediante el Real Decreto 637/2016, de 9 de diciembre, por el que se prorroga el Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria, y la Regeneración y Renovación Urbanas 2013-2016 regulado por el Real Decreto 233/2013, de 5 de abril.

Adicionalmente la comunidad autónoma de Andalucía estuvo sin plan de vivienda desde 2013 hasta el 2.016, en el que con fecha 9 de agosto ha entrado en vigor el nuevo Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020.

También habría que señalar que este año se ha aprobado la Orden de 27 de abril de 2017, por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de ayudas, en régimen de concurrencia no competitiva, para la elaboración y revisión de los planes municipales de vivienda y suelo en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En el artículo 7.5 del PVRA se prevé la posibilidad de convocar ayudas económicas a los ayuntamientos, destinadas a la elaboración, revisión y adaptación de los planes municipales de vivienda y suelo, siendo el objeto de dicha Orden su regulación, estableciéndose posteriormente su convocatoria mediante Resolución de 4 de mayo de 2017, por la que se convocan para el ejercicio 2017.

Por tanto, serán éstas normas y las reglas establecidas en las mismas, las que deberán dar el soporte y el marco general en el que se inserta el Plan Municipal de Vivienda y Suelo del TM Sevilla  y han servido de punto de partida para la elaboración de la presente propuesta.

Se ha tenido también en cuenta la guía-modelo para Planes Municipales elaborada por la Consejería de Fomento y Vivienda, que se encuentra publicada en su espacio web, aunque este documento tiene carácter meramente indicativo y con el mismo se ha pretendido orientar a los Ayuntamientos que se enfrenten con la tarea de redactar y aprobar su Plan de Vivienda y Suelo. No obstante dicha guía metodológica forma parte del contenido del Pliego de Prescripciones Técnicas de la convocatoria de la licitación realizada para la asistencia técnica soporte a Emvisesa para la redacción del presente Plan, y en consecuencia conforma uno de los documentos técnicos de referencia.

Dicha guía cuenta con un apartado específico denominado ‘Plan de Participación Ciudadana’, estableciendo el objeto de dichos instrumentos así como las fases en que la misma deberá determinarse.

Contenido del PMVS.

El contenido del Plan Municipal de Vivienda y Suelo del TM Sevilla 2018-2023 responde a los aspectos relacionados en los artículos 10.3, 11, 13.2 y 19.2, de la Ley 1/2010 Reguladora del Derecho a la Vivienda en Andalucía, y es conforme con el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020.

Analizados el objeto y contenidos allí recogidos se propone una estructura del Plan Municipal de Vivienda y Suelo con los siguientes bloques diferenciados:

–    Fase Analítica en la que se aborda el trabajo de obtención de información para realizar: un análisis y diagnóstico socio-demográfico para conocer las necesidades de la población en materia de vivienda; y el análisis y diagnóstico del parque de viviendas existente en el municipio, la relación y descripción de los recursos integrantes del Patrimonio Municipal del Suelo y de las viviendas titularidad del Ayuntamiento y Emvisesa, la relación de solares y edificaciones que se encuentran inscritas en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas para identificar la parte del mismo que conforma la oferta residencial disponible a corto y medio plazo, junto al análisis de la estructura urbana residencial en base al planeamiento urbanístico de aplicación al objeto de diagnosticar la incidencia del mismo en la satisfacción del derecho a la vivienda.

–    Fase Estratégica en la que se aborda la definición de aquellos objetivos considerados generales que deriven de la observación de la normativa sectorial y de la reglamentación de referencia, de las problemáticas detectadas en la fase de análisis del propio Plan Municipal de Vivienda y Suelo, así como de los objetivos específicos que queden vinculados a compromisos programáticos de directrices políticas municipales -pleno municipal extraordinario sobre vivienda de 24 de noviembre de 2015-.

–    Fase Programática en la que se formula el Programa de Actuación y las medidas del Plan Municipal de Vivienda y Suelo, que contendrán las baterías de acciones necesarias para alcanzar los objetivos fijados. Su contenido y la estructura documental recoge la entidad o entidades responsables de su gestión, la fuente de financiación a la que se orienta y la programación temporal de las acciones a llevar a cabo.

–    La Financiación del Plan Municipal de Vivienda y Suelo se propone descompuesta en función de los diferentes Programas planteados.

–    La Gestión y Ejecución del Plan Municipal de Vivienda y Suelo se corresponde con el tiempo de ejecución del Programa de Actuación diseñado y se llevará a cabo por los diferentes agentes y/o entidades responsables de la ejecución de los mismos en coordinación con Emvisesa.

El Seguimiento, Evaluación y Revisión del Plan Municipal de Vivienda y Suelo se llevará a cabo de manera coordinada entre Emvisesa y los principales proveedores de información, donde la evolución de indicadores fijados marcará el grado de consecución de los objetivos propuestos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: